ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 2 DE OCTUBRE

Espíritu Santo, aliento de mi vida, sé mi fortaleza, ilumíname, santifícame, transfórmame en un ser lleno del amor que viene de Ti. Sopla sobre mí tu Espíritu y que sea lleno de tu fuerza, del poder transformador del amor para vivir mi fe con los demás. Haz que siempre comprenda que el amor es superior a todo, y que es más lo que nos une que lo que nos separa.

Quiero servirte, quiero poner mi vida en tus manos y que me digas qué debo hacer para que tu voluntad se cumpla. Te pido, Padre Dios, que cada día me hagas amarte más y así poder estar preparado para amar a aquellos con los que tengo que compartir la vida. Te suplico que sanes en mí todo resentimiento y todo miedo a abrirme a los demás, que pueda amar con la paciencia de quien sabe que el amor más importante en la vida es el que Tú me aseguras sin que yo haga nada a cambio.

Gracias por tantas bendiciones que me has dado, porque no te cansas nunca de ser bueno conmigo y yo no merezco tanto amor, pero así eres Tú, bueno por encima de todo, porque nos amas, porque decides amarnos hasta el extremo. Gracias por esta noche y el descanso en Ti.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *