ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 20 DE SEPTIEMBRE

Padre Dios, como todos los días, necesito de fuerza, necesito de tu ánimo para seguir adelante. Necesito de tu amor, necesito que me hagas sentir que soy tuyo, que estás a mi lado y que no saldré derrotado. Gracias por acariciarme con tantas manifestaciones de amor y por hacerme confiar en Ti.

Gracias porque no me dejas solo y siempre me estás llenando de tu amor. Gracias porque sé que en este momento me estás escuchando, sé que ya has comenzado a sanarme y a prepararme para seguir adelante. Gracias por abrir caminos para mí y por acompañarme para que actúe con inteligencia y sabiduría.

No quiero dejar que la tristeza y el miedo se apoderen de mi ser, quiero luchar y dar lo mejor de mí siempre en cada situación y comprender que pase lo que pase saldré ganador por tu amor infinito.

Que pueda tener esperanzas, ánimo de que todo va a salir bien, porque está en tus manos. No permitas que el miedo me paralice y que la angustia gobierne mi ser. Ayúdame a estar alegre, optimista, a soñar con todo lo bueno que has hecho por mí y por todo lo que harás.

Dame la oportunidad de encontrar más motivos para seguir viviendo y luchando, quiero ser alguien enamorado de la vida que comparte alegría con todos. Actúa en mi corazón llenándolo de tus sentimientos y de tu presencia para que pueda estar libre de todo mal sentimiento. Sabes que tantas dificultades y tantos problemas que tengo me desaniman y me deprimen, pero si estás conmigo seguro podré confiar y vivir tranquilo mi vida.

Que todo lo que suceda sea conforme a tu santa voluntad, me acuesto seguro de que me sanas, de que borras todo pensamiento negativo de mi mente y todo mal sentimiento de mi corazón para levantarme mañana renovado y seguro de que contigo a mi lado todo saldrá bien.

Toda mi vida te pertenece y estoy seguro que haces maravillas en mí en este momento. Te amo y confío en tu poder misericordioso, siento que tus fuerzas recorren todo mi ser y me fortalecen para seguir en la lucha. Te pido que me acompañes en cada una de las experiencias que tengo que vivir mañana, no me dejes solo, soy muy frágil y te necesito para seguir adelante.

Amén.

10 comentarios en “ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 20 DE SEPTIEMBRE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *