ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 7 DE AGOSTO

Aquí estoy, Señor, para alabarte y bendecirte, gracias por todas las bendiciones que me has regalado a lo largo de este día. Aquí estoy, porque sé que Tú eres quien me da la fuerza para confiar de nuevo y volver a intentar superar todo. Quiero sentir tu presencia que sana, libera, anima y llena de amor.

Gracias por protegerme de todos los ataques del mal, sé que estando en tus manos puedo salir victorioso de todo. Sé que los problemas son bendiciones que tengo que aprender a aprovecharlas, sé que las adversidades me hacen fuerte y que las frustraciones son manera de entender que ese no era el camino.

Gracias por hacerme consciente de que puedo hacer que todo cambie en mi corazón. Te pido que rompas todas las cadenas que me atan y no me dejan fluir en libertad. Quita mis miedos y esos complejos que me tienen atado y no me dejan construir una vida nueva sin miedo y con la confianza de tu amor. Dame ánimo, Señor, que mi corazón esté alegre, que haya entusiasmo en mis palabras, que confíe en que puedo lograr todo lo que me propongo y que tenga ganas de dar lo mejor.
Te pido que mañana me permitas actuar con serenidad e inteligencia en cada una de las actividades que tenga, y que de esta manera, pueda dar testimonio de que soy tuyo y de que Tú me amas. No dejes que nada me quite las ganas de seguir adelante y dame tu fuerza para ser feliz. Derrama tu gracia sobre mí y dame la posibilidad de alcanzar mis sueños. Gracias por cuidarme y por hacerme descansar tranquilo en esta noche, estoy en tus manos y con tu bendición me acuesto a dormir feliz.

Amén.

1 comentario en “ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 7 DE AGOSTO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *