ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 20 DE NOVIEMBRE

Señor, reconozco que no hay mejor lugar que poner mi vida en tus manos. Tú eres grande, más que nada, más que nadie. Aquí estoy para que conduzcas mi ser y me hagas empezar de nuevo con fuerzas renovadas en tu amor. Aquí estoy con mis barros, con mis rotos, con mis grietas profundas del corazón, aquí estoy, sé que no me dejas, que nunca me abandonas.

Yo confío en tu amor, en esa misericordia tan incontable con la que me amas porque así lo decidiste, porque yo no lo merezco, no soy digno de que entres en mi casa, pero entre más fallo más me cubres con tu amor, más grande es tu perdón, más fuerte el poder de tu Gracia Santificadora.

Señor, sé que no hay mejor lugar que poner mi vida en tus manos benditas, amorosas, sanadoras y transformadoras. Estoy aprendiendo a vivir, me hace falta mucho, todavía hay temas en los cuales retrocedo, pero ahí voy, mi Dios, con ganas y actitud. Seguramente enfrentaré muchos retos en los cuales necesitaré tu misericordia, tu ánimo y de tus fuerzas para salir adelante.

Amén.

1 comentario en “ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 20 DE NOVIEMBRE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *