ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 29 DE JUNIO

Señor, Tú eres mi descanso, mi roca en la cual confío mi vida. Gracias por esta noche, gracias por cada instante que estuviste a mi lado en este día que termina, gracias porque iluminas mi andar y me guías por el camino de la salvación. Hoy quiero renovar mi decisión de estar siempre contigo, hoy quiero entregarte nuevamente mi vida, tal cual como soy, con mis dificultades, errores y debilidades.

Gracias porque cuando me siento decaído y sin fuerzas, Tú me fortaleces y me dices “levántate que yo estoy contigo”, por eso quiero alabarte y bendecirte todos los días de mi vida.

Te abro mi corazón para que entres en él y lo llenes del verdadero amor que sólo Tú me puedes dar. Saberme amado incondicionalmente por Ti me hace estar sereno, santo y dispuesto a seguir adelante. Enamórame cada día más de Ti, instrúyeme en tus sendas para jamás apartarme de tu camino.

Gracias porque llenas mi vida de esperanza, porque me llamas a la calma y me muestras la solución, porque me animas a vivir en la alegría y me levantas con tu fuerza diciéndome “aquí estoy”. Toma mi corazón, Señor, es tuyo, llénalo de mansedumbre, de humildad y de amor para obrar como Tú, sin esperar nada a cambio, enseñándome a amar con el corazón, porque sólo tu gracia me basta para ser feliz.

Cuando estoy contigo me siento feliz, porque lo eres todo, gracias por darme vida en abundancia. Te entrego mi familia para que nunca nos falte tu amor, te entrego las personas que me rodean, te entrego sus necesidades y problemas, bendícelos, así como Tú me has bendecido.

Hoy también te quiero pedir por todos aquellos que llenos de dificultades se acuestan tristes y agobiados, te pido que los llenes de tu amor y de tu paz, que les des la fuerza que necesitan para levantarse mañana y la inteligencia para encontrar el camino que los conduzca a las soluciones de los problemas. Gracias porque a tu lado lo tengo todo, Tú eres mi todo. Gracias porque me arropas con tu manto y me cuidas mientras duermo.

Amén.

5 comentarios en “ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 29 DE JUNIO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *