ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 18 DE MAYO

Señor mío, en el silencio de la noche me siento afortunado de sentirme hijo tuyo, siento tu amor en todo momento. Apodérate de todo lo que soy, de lo que vivo, de lo que me queda por vivir. Te entrego el presente, el pasado, el futuro, todo lo pongo en tus manos en esta noche. Te alabo y te bendigo por esta noche de paz en la que puedo llegar a descansar sabiendo que estás conmigo. Guíame siempre, Padre amado, acompáñame siempre porque sin Ti no sería feliz.

Gracias te doy por todo lo que me confías, gracias por creer en mí, en mis capacidades, en mis talentos, en mi vocación. Gracias por las personas que has puesto en mi vida para salir adelante. Gracias porque pones instrumentos en mi vida para acercarme más a Ti, por manifestarte con poder y cariño. Quiero cada día luchar contigo, revestirme de tu armadura para vencer.

Te alabo y te bendigo porque no me dejas de mostrar tu amor, no te cansas de llenarme de tus dones, de mostrarme tus grandes maravillas. Gracias porque ahora descubro que nunca me has faltado sino que me llenas de Ti, de tus maravillas y abundantes bendiciones. Gracias por estar conmigo, por cuidar mi sueño, porque siempre me doy cuenta de tus grandezas por el amor.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *