ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 30 DE NOVIEMBRE

Gracias, Señor, porque una vez más te has manifestado en mi vida. Gracias a Ti puedo dormir tranquilo con la certeza de saber que tu Santo Espíritu habita en mi corazón y me protege de los malos pensamientos. Te suplico que me ayudes a hacer las cosas bien, que no me ganen mis impulsos y sepa respetar a todos, para poder actuar como un verdadero creyente.

Dios y Padre bueno, lléname con tu Santo Espíritu, protégeme contra toda asechanza del enemigo, sálvame de todo malicia, líbrame de caer en tentación, apártame de caer en lo que no me conviene, desata en mí el espíritu de sabiduría para que le hable a mi corazón y me indique el camino que debo seguir.

Esta noche, puedo acostarme confiado y dormir en paz, porque estoy seguro de que cuidarás mi sueño. Te amo, Señor, y necesito de tu ayuda siempre, por eso, en este momento pongo todo lo que soy en tus manos y te pido que me bendigas. Gracias por cuidarnos, te aseguro mi esfuerzo por estar siempre en tu camino, por vivir haciendo el bien.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *