ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 18 DE SEPTIEMBRE

Dios mío, te pido que me dejes estar en tu presencia y llenarme de tus dones, que en este descanso repares mis fuerzas, sanes mis heridas, me dejes liberarme de tantos pesos que he llevado sobre mis espaldas por tantas circunstancias.

Gracias, Señor, porque tus palabras inspiran mis acciones, las sostienen y direccionan, para que en todo salga vencedor. No permitas que nada ni nadie me robe tu paz, que nada me robe este momento de bendición.

Tengo sed de tu palabra, tengo sed de tu paz, tengo sed de estar calmado y de aceptar la vida como es, con sus bondades, con sus problemas, por eso deseo tu paz para que nada me robe la tranquilidad. Encomiendo este descanso en tus manos, para que mañana despierte con nuevas fuerzas, para seguir luchando por mi felicidad, para que, junto a las personas que amo, construyamos nuestra vida llena de alegría.

Te alabo porque eres mi escudo y mi fortaleza, permaneces fiel a tu palabra y cumples tus promesas. Eres un padre misericordioso que siempre espera que vuelva a Ti, para recibirme con los brazos abiertos, porque sólo junto a Ti tengo libertad. Duermo con la seguridad de tu protección y de tu cuidado. Lléname de fuerzas para no dejarme vencer y así seguir firme en la lucha, sin desfallecer en ningún momento.

Amén.

1 comentario en “ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 18 DE SEPTIEMBRE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *