ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 24 DE ENERO

Aquí estoy, mi Padre Dios, como todos los días, para pedirte que me des paz y me llenes de amor. Al terminar mi día, aquí en tu presencia, quiero darte gracias, porque me has salvado, porque llenas de fuerza mi corazón. Te alabo, Dios bueno, porque no permites que resbale mi pie, sino que me sostienes cuando camino.

Mi corazón te necesita, no abandones la obra de tus manos, no permitas que las dificultades me llenen de temor, dame la fuerza necesaria para permanecer en la alegría, la valentía para enfrentar lo que venga. Sé que me cuidas y me amas pero hoy quiero suplicarte que sigas actuando a mi favor y que no permitas que nada ni nadie me dañe.

Te entrego mi corazón, Tú lo conoces mejor que yo, no permitas que las dificultades lo llenen de temor. Entra en él y saca todo aquello que no sirve para vivir con alegría y decisión.

Guía mis pasos por caminos de reconciliación y perdón y, cuando se presenten momentos difíciles, dame la capacidad de mantenerme firme y con fortaleza para superar lo que venga. Mi vida está en tus manos porque mi confianza está puesta en Ti, y sé que nunca le fallas a quien confía su vida a Ti.

Te suplico que la fuerza de tu Espíritu Santo me cubra y me haga fuerte. Gracias porque sé que en este momento me estás bendiciendo, cuidando y haciendo que mi corazón sea dispuesto a tu amor y a vivir en Ti. Gracias por tu amor, lléname de tu alegría y del gozo que necesito para seguir adelante. Gracias por estar aquí y por ayudarme a actuar de la mejor manera en todas las situaciones que tengo. Quita de mí todo miedo y déjame estar contigo descansando en tu presencia amorosa.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *