ORACIÓN DEL DÍA MIÉRCOLES 12 DE FEBRERO

Espíritu divino, aliento de mi vida, sé mi fortaleza en esta mañana que comienza. Señor, despierto con alegría porque he sentido tu amor que me acompaña, tu fuerza que me impulsa, tu consuelo que me inspira. Mi Dios, que seas Tú el sol que nace de lo alto, la luz de mi camino, ilumíname, santifícame, transfórmame en un ser lleno de amor que viene de Ti.

Me siento protegido bajo tu poderoso brazo sanador que da soporte y que me llena de fortaleza y sabiduría. Sopla sobre mí tu Espíritu, lléname del poder transformador de tu amor para celebrar mi fe con otros, para ser un testigo del amor que nos tienes. Haz que siempre comprenda que el amor es superior a todo y que es más lo que nos une que lo que nos separa.

Quiero servirte, Señor, quiero poner mi vida en tus manos y que me digas qué debo hacer para que se cumpla tu voluntad. Quiero decir ¡no! a todo lo que me separa de Ti, decir ¡no! a todo aquello que rompe nuestra alianza de amor.

Quiero aprender a caminar por senderos de sinceridad, alejado completamente de la hipocresía. Ven a mi vida, Espíritu Santo, ayúdame a ser transparente, a reflejar que eres Tú quien habita en mí. Sé que estás aquí para guiarme y capacitarme con los mejores talentos para seguir adelante.

Bendito sea Dios, que en su infinita misericordia me invita a participar de su misterio divino, bendito seas por haberme creado a tu imagen y semejanza, bendito seas porque me creaste con la capacidad de recibir amor y de dar amor. Bendito seas porque no te cansas nunca de ser bueno conmigo, porque así eres Tú, bueno por encima de todo, porque nos amas hasta el extremo. Me siento preparado para enfrentar los retos con la mejor actitud, porque sé que tu mano me auxilia. Gracias Padre por confiar en mí, gracias por tu amor.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *