ORACIÓN DEL DÍA VIERNES 24 DE ENERO

Padre amado, aquí estoy de nuevo en tu maravillosa presencia con el corazón abierto para recibir de Ti toda tu fuerza y tu poder para vivir. Te alabo, mi Señor, porque escuchas mi súplica, porque eres un Dios bueno que siempre estás atento a lo que digo. Gracias porque este momento me llena de paz y tranquilidad, gracias por todo lo que me regalas, porque me das la vida.

Te doy gracias porque me impulsas a seguir adelante y a no dejar que las dificultades y los problemas me destruyan. Eres mi escudo y mi roca, hoy quiero que me consueles y me animes a seguir adelante. Mi Señor, nadie me puede dar la paz que Tú me das y por eso estoy aquí.

Dios mio, confío plenamente en que actúas en mí para que esté listo y dispuesto a dar lo mejor de mí. Quiero aceptar tu propuesta de felicidad, porque estoy totalmente seguro que tomado de tu mano, no voy a caer; porque contigo soy feliz, porque me ayudas a tener fuerza cuando siento que se me acaban las mías. Te suplico que me bendigas con sabiduría y amor para saber actuar con serenidad y paz. Busco tus ojos para que me miren y me hagan sentir toda tu infinita paz.

Dios mío, siento que bajo tu inmensa protección me lleno de paz, de serenidad pero, sobre todo, siento tu poderoso impulso que me invita a dar lo mejor de mí. Necesito de tu ayuda, mi Padre Dios, porque solo no soy capaz. Te pido que me ayudes a vivir con paciencia todas y cada una de las dificultades de la vida y a no dejarme llenar de ningún sentimiento negativo. Confío absolutamente en que todo saldrá bien, ahora salgo con confianza a vivir el mejor de los días, un nuevo día que tu me regalas, porque sé que estarás a mi lado y me ayudarás a vencer como siempre.

Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *